9/01/2007

El rezago educativo en México

Por José Luis Ortega Pérez

Educación para la democracia, México, DF.- Con el fin de disminuir el rezago educativo, el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), llevará a cabo una Jornada Nacional de Acreditación del 7 al 9 de septiembre, durante la cual se podrá presentar un examen único para obtener el certificado de primaria o secundaria.

Y es que ya son 33.4 millones de mexicanos los que no han concluido su educación básica, de los cuales cerca de 6 millones son analfabetas, 10.5 millones no han concluido la primaria, y 17 millones, la secundaria. (La Jornada: 1/09/2007).

En conferencia de prensa, la directora general del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), María Dolores del Río Sánchez, anunció también la celebración del 2 al 9 de septiembre de la Semana Nacional por un México sin Rezago Educativo, durante la cual se analizarán los retos de la deserción educativa y el gobierno federal anunciará los nuevos programas y políticas educativas para la vida y el trabajo, así como las alianzas estratégicas para abatir el rezago en nuestro país.

En dicha semana, que sólo será un escaparate para que el gobierno espurio justifique su política educativa neoliberal, el INEA buscar disminuir el rezago educativo en las estadísticas con exámenes fáciles de aprobar para poder otorgar certificados al mayoreo y anunciar con bombos y platillos un triunfo de la gestión del presidente espurio Calderón, quien no da una ni la dará, ya que el modelo económico en que sustenta su política está en crisis.

Pero no sólo eso, también se quiere culpar de su situación a los millones de mexicanos que no terminaron su primaria o secundaria, quienes ante la necesidad de sobrevivir tuvieron que trabajar en edad avanzada, porque para la directora del INEA, “el primer problema a vencer en la educación de los adultos y mayores de 15 años es un asunto de voluntad, pues les corresponde a ellos decidir si van a continuar con sus estudios”.

La marginación, la situación de pobreza y la necesidad de trabajar a temprana edad, para la funcionaria resultan problemas secundarios, porque no importa que no tengas que comer y no tengas trabajo, si tienes voluntad, puedes estudiar y terminar tu primaria o secundaria.El principal problema señora es económico, luego el mal diseño de la educación abierta y hasta el último ubicaríamos el factor voluntad.

Desde esta espacio invitamos a la directora del INEA a que antes de ver el grado de voluntad de millones de mexicanos en rezago educativo, mire al interior del Instituto y revise el diseño pedagógico con el que se imparte la educación de adultos y lo ajuste a las necesidades de millones de mexicanos sumidos en la extrema pobreza, quienes primero necesitan vivir y trabajar para luego estudiar bajo sus programas de vida y trabajo.

Con un promedio de atención de 2.2 millones de personas anualmente, de las cuales sólo 1.3 asiste de forma regular a los cursos INEA, su directora debería preguntarse si los más de 30 millones de jóvenes y adultos que no acuden a dicho instituto para terminar sus estudios es por falta de voluntad o por su situación económica.

Pero la funcionaria sabe el fondo de la causa del rezago educativo, lo que pasa es que se hace que la virgen le habla para desatenderse del problema porque en realidad al gobierno ilegítimo de Calderón no le interesa que los mexicanos se preparen, ya que a la derecha su prioridad es la educación privada.

Si ella misma reconoce que el problema del analfabetismo sigue presente en los estados con mayor grado de marginación, alta dispersión de las comunidades y con una elevada población indígena como Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Veracruz, Hidalgo, Puebla y Michoacán, porque entonces nos sale que el problema es de falta de voluntad.

La neta es que no se puede tapar el sol con un dedo, y la directora del INEA ya no sabía que decir a los periodistas en la conferencia de prensa que impartió para justificar el fracaso educativo del gobierno, que tanto se pregona pero no se dice que ha sido al propósito, pues la derecha que nos ha gobernado buscar destruir la educación pública y fortalecer la privada. Por un lado se dan golpes de pecho y por otro aplauden que el pueblo esté sumido en la pobreza y la ignorancia.

Miren lo que decir que uno de los factores que influye para que un elevado número de adolescentes no concluya su educación secundaria en México, “tiene que ver con la edad en que cursan este nivel, pues muchos jóvenes abandonan la secundaria y deciden no continuar”. ¿Qué tiene que ver la edad con el rezago educativo? ¿Sabrá que quiso decir?

Pues fíjense que no habló a tontas y a locas, ella cree que la educación secundaria debe iniciarse a los 15 años. Aunque usted no lo crea, dijo que los 11 millones de mexicanos de 15 a 40 años que no terminaron la secundaria, tienen la enorme oportunidad de concluirla, porque tienen motivos para continuar su educación, pues les generará mejores oportunidades laborales” ¡Para Ripley!

¡Ya salió el peine! Para la directora del INEA la motivación de terminar la secundaria debe ser tener mejores oportunidades laborales. ¡Pamplinas! El desempleo se da por la falta de crecimiento económico y en todos los estratos sociales y culturales. Que no quiera marearnos la señora Del Río Sánchez con el viejo cuento de que no tienes trabajo porque no estudiaste.

No obstante, al final reconoció que el rezago educativo en secundaria se concentra en las zonas urbanas y en los estados donde existe mayor “avance de empresas y tecnologías”. Dicho de otra manera; donde hay posibilidades de trabajo, más se da la deserción escolar. Más claro que el agua, señora.

¡Ya basta de que se nos quiera ver la cara de … ¡ Bien que saben los funcionarios educativos que el rezago educativo tiene sus causas en la política económica neoliberal, pero esta es otra historia, que prometo abordar pronto en este espacio.

Envía esta nota a un amigo.

Blogalaxia Tags:



1 comentario:

CARMEN RIVERA CARBAJAL dijo...

esta muy chida esta pagina y VIVA EL PRESIDENTE LEGITIMO LOPEZ OBRADOR